El sello Carner Barcelona nació con el objetivo de crear un producto auténtico y exclusivo, una esencia con identidad propia. Así han conseguido crear dos fragancias con ingredientes naturales que tienen una identidad propia y distinta, enfocada a esos hombres que quieren sentirse únicos.

Carner ha logrado conseguido crear dos perfumes con un concepto atemporal que evocan el recuerdo de los momentos que se graban en nuestras vidas. Dos perfumes con un sello de identidad absolutamente distinto y especial.

Tardes; Es una creación de la perfumista Daniela Andrier. “Un homenaje a la paz y la armonía de una tarde de verano; una fragancia pura, serena y envolvente”.

Este perfume se manifiesta como una fragancia floral apostada sobre una base de esencias de maderas nobles, destacan el Haba de Tonka de Venezuela y el Almizcle. Las notas de salida son de Geranio egipcio, Rosa de Bulgaria, Almendra y Palo de rosa. El corazón de la esencia es de madera de Cedro de Virginia, Apio y Ciruela.

D600; Viene de la mano del perfumista Christophe Raynaud. “Un perfume que captura el estilo de vida urbano y el espíritu mediterráneo de Barcelona; un perfume vibrante y especiado, con un toque de misterio”.

Se trata de una fragancia que envuelve en un halo de Vainilla Absoluta de Madagascar, que es a la vez chispeante y especiada convirtiéndose en un aroma único. las notas de salida del perfume son de Pimienta negra de Madagascar, Bergamota de Sicilia y Pomelo .

El corazón es una mezcal de Cárdamo de Guatemala, Iris de Italia y Absoluto de Jazmín egipcio. Y en las notas florales descana además de el Absoluto de Vainilla de Madagascar, la Madera de cedro de Virginia y el Vetiver.

Sin duda alguna habrá que probarlo.

Fuente y Foto: Europa Press