La colección pre invierno de Burberry, tiene reminiscencias sesenteras, con trajes muy parecidos a los que se vieron por esos años en las pasarelas y las calles.

Los pantalones serán ligeramente acampanados, o muy apegados a la piel, tipo pitillo, mejor si son de cuero, con botas largas y seductoras.

Los vestidos largos, amplios y plisados, van de la mano con las botas y los cinturones. Los accesorios toman protagonismo como nunca, dejándose ver en colores fuertes y texturas interesantes, que no pasan desapercibidas.

Los abrigos largos, abotonados y de estilo militar, serán la tónica tanto para hombres como para mujeres. Sobre los abrigos, pueden utilizar una estola de piel, que cubra la zona de los brazos y el cuello, entregando mayor calidez y estilo a su traje.

Creo que Burberry ha sido todo un acierto para la próxima temporada. Esta colección reúne elegancia, estructura, calidez y seducción, aunque los colores son escasos y las combinaciones de los mismos, muy pocas. Pero es lo típico, el negro, los grises y el marrón, son los comodines del invierno, ¿o no?.

Para ellos, el look detectivesco es lo que marcará la temporada, aunque este estilo es ya un clásico, y contar con algunos conjuntos de estos, es una gran inversión, porque pasen los años que pasen, siempre podrán acudir a este tipo de prendas en su armario.

Vía: vogue

Comments are closed.