Lemoniez cerró la primera jornada de la Pasarela Cibeles Madrid Fashion Week con un desfile en el que quedó claro una tendencia para el próximo otoño-invierno 2011-2012que se repitió en la mayor parte de los desfiles: las siluetas estilizadas y las faldas por debajo de la rodilla. Un estilismo que, en definitiva, recuerda a la primera mitad del siglo XX.

Una vez más, el blanco y el negro volvieron a ser los colores predominantes en la jornada, pero Lemoniez optó también por los tonos tostados y por el verde manzana, combinándolos entre ellos, por lo que logró que sus prendas no resultaran tan tristes como las de otros diseñadores. En cuanto a los modelos, los vestidos vaporosos, tipo túnica en algunos casos, y las faldas tubo ceñidas a la cintura con blusas fueron la nota dominante. Eché de menos los estampados, sólo presente en un vestido, pues creo que Lemoniez es capaz de diseñar dibujos con una clase que sólo él es capaz de hacer, finos y sin estridencias.

Lo mejor: los vestidos de piezas geométricas que recuerdan a Sonia Delaunay

Fuente: Image.net