Paulina Rubio vuelve a estar en las portadas de las revistas tras haber anunciado su ruptura con Colate. Parece ser que tanto ella como él, tienen ya ocupado de nuevo su corazón. Colate podría estar con una presentadora de televisión y ella está enamorada de un empresario californiano.

El estilo de la cantante siempre es muy controvertido y resulta centro de miradas y comentarios. Lo que está claro es que no deja a nadie indiferente. Su anatomía le permite lucir palmito y sus modelos se caracterizan normalmente, por escotes pronunciados y faldas muy cortas. 

La imagen que infunde Paulina Rubio es salvaje, atrevida, sexy, provocativa… Además de un buen físico para lucir los modelitos que ella presenta, hay que tener también ese descaro, ese aire de alocada naturalidad que muestra públicamente.

La hemos visto con atuendos informales y tan básicos como un vaquero y una camiseta, aunque siempre buscando la opción que pueda enseñar algo, un hombro, el ombligo, un cachito de pierna en un roto del pantalón…

Una prenda que parece indispensable en su armario es la minifalda que nunca vestirá con un zapato plano. Siempre irá subida en un tacón altístimo, ya sea en zapato o bota, para así disimular su pequeña estatura y lucir al máximo sus piernas, siempre bronceadas.

Otro de los detalles que caracterizan el estilo de la cantante mexicana, son los accesorios que completan su atuendo. Pulseras coloridas para adornar sus muñecas, cinturones de mil formas dejados caer sobre su cadera, bolsos pintorescos, sombreros divertidos, amplias gafas de muchos colores…

Paulina Rubio se declara una chica rebelde, a quien le gusta llamar la atención, innovar y estar sexy, y así se quiere mostrar vistiendo.