Todos los años hay un color que se pone de moda y se convierte en el preferido de las bodas y eventos similares. Todo apunta a que esta temporada el ganador es el color esmeralda y no es casualidad que las principales cadenas ya tengas varios modelitos de este color colgando de sus perchas.

Este concretamente es de Zara y lo he elegido por dos razones, la primera el precio; solo cuesta 59,95€ y la segunda es que aunque aqui lo tengan presentado en plan sport, tiene muchas posibilidades como vestido de cermonia.

La única pega es que si mides de 1,70 para arriba te llegará al ras del tobillo así que olvídate de tacones, pero si eres más bajita con un fajín y un taconazo te quedará perfecto. Además tiene una raja a un lado que deja toda la pierna al aire que queda de lo más sexy.

Para llevarlo con plano personalmente lo prefiero sin cinturón o con uno debajo del pecho. Esta combinación de la foto no me termina de convencer.

Por otro lado me parece un vestido ideal para embarazadas en los primeros meses en los que se está a caballo entre los vestidos normales y los premama, una época malísima para tener que comprarse un vestido de ceremonia. Me gustó especialmente porque cae suelto desde arriba lo que le da muchas posibilidades.

Otro plus de este vestido es el color, ¿Queréis saber un secreto? el verde esmeralda es el único color verde que sienta bien tanto a pieles morenas como a pieles blancas….y eso en puertas del invierno es una información muy a tener en cuenta.

ZARA