Si el particular traje de baño que no era ni un bañador ni tampoco un bikini, si no la esencia de ambos, ese que todos conocemos como trikini, que fue tendencia en los años 70 y que los mejores diseñadores lo devolvieron a las playas en 2006 parece decidido a llenar nuestros arenales en 2011.

Y es que el trikini vuelve a estar de moda. Quienes han ya apostado por el lo consideran una prenda mucho más sexy que el bikini, al tiempo que mucho más cómodo y disimula imperfecciones.

En fin, que más motivos para pasarse o para rebuscar la que es la prenda de moda de este verano no les puedo dar, ahora la decisión pasa a sus manos

Más info | Mujer de elite