Las mujeres utilizamos el maquillaje para estar más guapas y resaltar nuestros encantos naturales. Aunque a algunas no les hace falta, también es útil para disimular imperfecciones en la piel como granitos, arrugas, manchas o simplemente, una mala noche. Sin embargo, no siempre nos aplicamos bien el maquillaje y algunas veces parecemos auténticas puertas. Hoy te traemos algunos de los errores más comunes del maquillaje para que los evites a toda costa.

  • Base de maquillaje: En este caso, el problema está en que no sabemos escoger bien el color de la base ni el tipo. No a todo el mundo le sientan igual las bases líquidas o las que vienen en barra. Tampoco es raro ver mujeres que no aciertan con el color. Tiene que ser lo más parecido a tu color natural y tienes que probarlo en la cara. Lo común es que lo probemos en las manos, pero a veces las tonalidades de la piel cambian.
  • Parches: Hay quien usa los correctores y los abrillantadores como si fueran tippex: una pasada y listo. Otras aplican las sombras y ya está. Pero no es suficiente. Para que no se vean parches o zonas de color intenso hay que difuminar todo lo que te pongas en la cara. Desde la base del maquillaje hasta los correctores o las sombras. Muchas mujeres se maquillan la cara y se les ve un corte horrible cuando comienza el cuello. Lo mejor es extender para que haya una progresión poco a poco hasta la zona anexa a la que hemos maquillado.
  • Ojos: En ocasiones vemos verdaderos horrores. Desde las que se pintan una raya en el ojo que les ocupa medio párpado hasta las que se maquillan intentando hacerse un smoke eye y acaban pareciendo un oso panda. Si no sabes maquillar el ojo adecuadamente puedes consultar vídeos en internet, en Youtube hay miles de tutoriales donde puedes coger ideas.
Si sigues sin saber qué hacer con tu cara, puedes tomar clases de automaquillaje, seguro que aprendes a sacarte todo el partido.