Otro desfile muy interesante fue el de Azzaro, la firma no defraudó con una colección muy en su estilo elegante y clásico aunque esta temporada ha hecho apuestas bastante arriesgadas en cuanto a escotes infinitos y aberturas laterales que suben casi hasta la cintura.

Los tonos sobrios contrarrestan lo atrevido de los cortes creando un equilibrio perfecto.

No faltaron modelos de corte romano con escotes asimétricos como este con manga de vela.

Algún que otro modelo tipo túnica típico de la firma ni los diseños más sueltos y románticos.

Los patrones de Azzaro tienen la peculiaridad de resbalar por el cuerpo como una segunda piel dejando como resultado figuras etéreas y suaves que parecen flotar sobre sus tacones.

No os perdáis las fotos:

Fuente y fotos: ELLE

Comments are closed.