De la misma manera que toda regla tiene su excepción, no siempre las celebrities más estilosas brillan por su buen gusto, ni las que menos aciertan fallan en todas sus elecciones, y estas fotografías son la prueba más fehaciente de ello.

Carmen Electra no destaca normalmente por lo que lleva puesto, sino por lo que no lleva, ya que la actriz acostumbra a posar más bien ligerita de ropa, y rara vez se le alaba el buen gusto en el vestir. Sin embargo, en esta ocasión brilló con luz propia con este vestido de Herve Leger con escote asimétrico y un solo tirante, confeccionado con franjas de distintas tonalidades de azul.

Los zapatos son de Yves Saint Laurent, y como únicos complementos eligió pulseras y pendientes. Si algo se le puede criticar (ya por ponernos exigentes) es ese pelo soso y mal alisado a base de plancha. Se ve que no le dio tiempo de ir a la peluquería.

Nada que ver con Sarah Jessica Parker, a la que seguramente no le importaría que el pelo fuese el mayor de sus problemas. La protagonista de Sexo en Nueva York, popular por sus estilismos, no podía haber errado más en la elección de su atuendo.

Por si ese terrible vestido acampanado con tendencia a mesa-camilla de la colección de Stella McCartney 2010 no fuera suficiente, ella no quiso que tanta flor y tanto volante dejase sus pies en un segundo plano, Sarah escogió unos zapatos de Charlotte Olympiam que hubiesen quedado divinos con otro vestido, pero que en esta ocasión no hicieron sino hacer más recargado y ostentoso el outfit.

¿A [email protected] qué os parece?