Otro que ha tenído muy buena acogida ha sido el desfile de Felipe Oliveira Baptista en la París Fashion Week de esta próxima primavera verano 2012. El diseñador creo una colección con toques muy setenteros a la vez que étnicos.

Túnicas sueltas y semi transparentes  cuyas piezas se unían a través de largas cremalleras negras, que se pueden llevar abiertas o cerradas dándole un aire absolutamente diferente a los vestidos. A trabajar cerrada….a cenar abierta.

El desfile ha encantado por la sencillez de las prendas, su comodidad, son urbanas, ponibles, elegantes y originales.

Mucho tono camel, crudo y naranja. También hemos visto amarillo.

Las túnicas tienen cortes asimétricos y el bajo cae a diferentes alturas, como podéis ver en las fotos el efecto es muy elegante. Además algunas de llas llevan capucha, otra tendencia muy oriental.

Otro detalle interesante de este desfile han sido los stilettos con pulsera y tachuelas en blanco y negro.

Fuente y fotos: ELLE