Todos los que aman la moda vintage, ayer se reunieron en la casa de subastas Drouot, de París, para adquirir lo que fuera de Coco Chanel en un evento que fue llamado Chanel 1910-2009. Entre los modelos que se ofrecieron desde el inicio de la subasta, estaban unos de los años 20, pasando por la alta costura pret a porter, joyas y marroquinería.

Hoy día continuará la subasta y se espera que sea una jornada tan exitosa como la de ayer. Los que más prendas llevaron, fueron los coleccionistas privados y anónimos, que pagaron entre 50 y 6.000 euros.  La pieza más valiosa y preciada fue un vestido de crepe georgette en color  marfil bordado con perlas nacaradas, que fue diseñado por Coco en 1923. Este vestido se lo llevaron a 35.000 euros.

Otro vestido de fiesta con corte princesa y lleno de encajes se lo llevaron a 16.625 euros, aunque por un poco menos se llevaron un vestido negro de alta costura y un cinturón articulado.

Según uno de los expertos que está presente allí, todos los vestidos son llevables ahora, y bueno, me imagino que se refería al precio, y me imagino que se refería a que eran llevables para los ricos, porque lo que son la mayoría, que paguen miles de euros por un vestido para una ocasión…lo dudo.  Hay vestidos que son muy antiguos y por lo mismo son frágiles, así que seguramente serán adquiridos por museos o fundaciones de moda.

Vía