Ahora que ha acabado la Feria de Abril toca guardar los trajes. Bueno, o dejarlos preparados para la Feria de Jerez o cualquier otra a la que quieras ir, que no sólo hay fiesta en Sevilla o Andalucía. Hoy vamos a daros algunos consejos para que cuando el año que viene vayáis a sacarlos, no os encontréis con una sorpresa de última hora. Porque estas prendas suelen ser delicadas y con un tratamiento inadecuado pueden sufrir algunos daños.

Lo primero que tenemos que hacer es comprobar si están sucios y lavarlos. La verdad es que en algunas ocasiones, si te lo has puesto sólo un día y no eres muy juerguista, casi no hace ni falta, pero sí que conviene darle una agüilla para quitarle la suciedad que tengan. No vayas a ser tan bestia de guardarlos sin lavar.

¿Tintorería o en casa? Eso depende de ti. La verdad es que si no tiene manchas demasiado difíciles, con lavarlo colgado en la bañera y frotando bien con un cepillo puede ser suficiente. Si no, llévalo a una tintorería, pero que sea de confianza porque las telas de estos trajes son muy delicadas. Sobre todo los que se llevan en los últimos años con bordados, brocados y transparencias.

Para guardarlos puedes darles la vuelta y guardarlos en una funda colgados del armario. Suele ser la opción más habitual, aunque de esta forma, tendrás que sacarlo antes para plancharlo, añadirle almidón a los volantes y darle un poco de cuerpo. Porque después de un año entero en el armario, seguro que está un poco pocho.

Si tu vestido tiene flecos y mantones, lo mejor es que los guardes colgados, para que no se enreden. Si no, lo más seguro es que tengas que comprar uno nuevo, porque cuando los hilos se lían

Si quieres buscar más ideas para guardar el resto de complementos puedes leer los consejos de este blog, donde nos explican más trucos.