El provocador y estrafalario desfile anual de los Angeles de Victoria’s Secret acaba de pasar por las pasarelas de Fontainebleau en Miami. Lo vimos en todas las cadenas, en cientos de post y unas tantas fotografías colgadas en los ordenadores de nuestros compañeros de curro.

Como todos los años, las alas -además de las top model que las ostentan- fueron protagonistas. Emulando mariposas technicolor, diosas, ángeles o querubines… seguramente las que más llamaron la atención fueron las de Heidi Klum.

En forma de gran lazo, cual si envolvieran a Heidi para regalo, la mismísima modelo cuenta en una entrevista a ET que sus alitas estaban formadas por cerca de 10 libras (casi 5 kgs) de plaquetas plásticas brillantes. “No es como llevar plumas -dice, pero es muy bonito, como el lazo de un gran regalo… más ahora que estamos cerca de las Navidades…”. Sobran las palabras, ¿verdad?

Pasen y vean… una imagen rescatada del backstage, en plena operación envoltorio.