A veces nuestra piel se va apagada y con poco brillo. Es por eso que hoy os voy a enseñar algunos trucos sobre cómo iluminar el rostro y hacer que nuestra piel se vea mucho más natural, fresca y, sobretodo, luminosa. La iluminación del rostro es imprescindible y la clave de un buen maquillaje
585-iluminar

PREPARACIÓN DE LA PIEL

Siempre digo que para que el maquillaje se vea unificado y bonito, nuestra piel tiene que estar limpia, hidratada y tonificada. Es por eso que antes de la realización de cualquier maquillaje, tenemos que tomarnos un ratito en limpiar nuestra piel, tonificarla debidamente e hidratarla, aunque tengamos la piel grasa.

APLICAR NUESTRA BASE DE MAQUILLAJE. Es importante aplicarla uniformemente por todo el rostro y que sea del mismo tono que nuestra piel.

¡VAMOS A ILUMINAR EL ROSTRO! Para iluminar el rostro, debemos tener en cuenta que los colores claros siempre resaltan y destacan, así que aplicaremos el iluminador en zonas que queramos destacar.

  1. Yo suelo empezar por iluminar toda la zona de debajo de la ojera y el hueso del pómulo, para dar más brillo a la mirada. Trazamos un triángulo justo debajo de nuestro ojo que comprenda la ojera y el hueso del pómulo, y lo rellenamos.
  2.  Después, realizamos un nuevo triángulo en la zona de la frente. Si tenemos la frente muy pronunciada, no aplicaremos iluminador en esa zona.
  3. Seguidamente, trazamos una línea vertical que pase por nuestra nariz, labio superior y barbilla. De este modo, vamos a dar más volumen a nuestra zona central. De nuevo, si tenéis la nariz ancha o complejo de nariz ancha, no aplicaremos iluminador en esa zona. Darle un toque de luz en la comisura de nuestro labio superior va a dar sensación de que sea más grueso.
  4. Finalmente, aplicaremos un poco de iluminador en el arco de la ceja para agrandar nuestra mirada.

DIFUMINAR. Una vez tenemos marcadas todas las zonas con el iluminador, vamos a difuminarlo todo para integrarlo muy bien con la base del maquillaje y que no se vean pegotes. Podemos difuminarlo con los dedos, una brocha de maquillaje, o bien con una esponja.

TERMINAMOS NUESTRO MAQUILLAJE. Podemos destacar nuestros ojos maquillándolos o bien solo aplicar un poquito de máscara de pestañas. Finalmente, un poco de colorete y toque de color en los labios. ¡Y listo!

Si queréis ver cómo iluminar el rostro en uno de mis vídeos, pinchad AQUÍ

Si os tenéis que comprar un iluminador, es mejor que sea de textura cremosa o líquida, para que podáis trabajarlo mejor. Si es de textura en polvo, que sea bastante compacto.

Nunca es tarde para cuidarse, así que anímate y ponte guapa.

Fuente | www.marykay.es