Todos los diseñadores tienen algunos aciertos muy acertados para nosotras las chicas comunes y corrientes que siempre andan buscando que ponerse para andar por las calles.

La mayor parte de la ropa que veo en las colecciones de moda, es imposible de usar, por varios motivos que no me interesa entrar a analizarlos, ya que prefiero enfocarme en aquellas cosas que si nos podrían servir a esta altura del año o del próximo, considerando que son trajes o prendas de buen gusto.

Siempre admiré la vida de Diane Von Furstenberg, no porque haya sido judía ni mucho menos, sino porque es una de esas mujeres luchadoras que sigue su instinto y su proyecto de vida pase lo que pase. Intuyo  que tuvo una vida amorosa algo inestable, a pesar de haber estado casada y tener hijos, lo cual me hace sentir que toda esa energía que no podía volcar quizás de lleno en un hombre, la volcaba en su trabajo y es por eso que le doy sentido a una frase que una vez dijo, que era algo así como que deseaba ser un hombre en el pellejo de una mujer.

Sus diseños no reflejan a una mujer hosca, exenta de femineidad y encanto, sino por el contrario, reflejan delicadeza y elegancia a toda prueba. Su entorno la ayudo a desarrollar un gusto exquisito, pero su talento la llevo a tocar las estrellas. Aquí les dejo unas fotografías de unos conjuntos que encontré muy asertivos, espero les gusten.

Fotos: dvf

Comments are closed.