Independientemente de las tendencias, es muy útil contar con un ropero que contenga piezas clásicas, aquellas que no pasan de moda y que lucen elegantes y adecuadas en cualquier ocasión, independiente del año en que se usen, por eso son clásicas.

19

La belleza de las piezas clásicas radica en que sean de un buen corte y tengan un buen ajuste, acorde a tu cuerpo. No todas las camisas blancas son iguales, pero ya sabemos, son esenciales en un armario.

Las tendencias de la temporada van y vienen, pero la ropa clásica queda, y es más, se puede combinar muy bien con las piezas de moda, es decir, funcionan perfecto como piezas base y así no se hace necesario tener que reinventar el closet todos los años.

Las siguientes piezas para darles una idea de lo que deben tener en otoño e invierno, deben cumplir con los siguientes criterios: no tener costuras deshilachadas, tener buenos colores y ser telas de alta calidad. Será una buena inversión, ya verán cómo sólo la calidad dura año tras año.

  • Camisa blanca larga con botones
  • Chaqueta ajustada
  • Jersey de cachemir
  • Pantalón de vestir tejido
  • Cartera bien elaborada
  • Botas altas de cuero
  • Aros de perla
  • Vestido de cena hasta la rodilla

En cuanto a colores, procura que estas piezas estén disponibles en tu ropero en los colores: marrón, azul oscuro, petróleo, marfil y café verdoso.

Para estar a la moda, ten a la mano accesorios y suplementos. Como consejo, invierte siempre en calidad, ya que la última cosa que podrías querer es que se te caigan los botones, se te pillen las telas, se abran las costuras y la prenda tenga una mala caída. Piensa como combinar las piezas que ya tienes y como quedaran con nuevas piezas.

Foto: flickr