Los diseñadores de moda ya están pensando en la próxima colección y en estos meses ya hemos visto algunos de los looks que nos traen para el próximo otoño-invierno. Hoy queremos rescatar la colección de Jason Wu, el diseñador taiwanés, que ha apostado por colores oscuros para sus prendas.

La colección está marcada por un fuerte corte militar que potencia la silueta de la mujer, con prendas ceñidas. Los pantalones siguen esa moda de los largos-cortos, esos que cubren el tobillo a lo justo y deja ver el principio del calzado. Y es que precisamente la largura de las prendas ha sido una de las protagonistas. Las faldas variaban entre las que quedaban por encima de la rodilla y las que llegaban a cubrir los tobillos, sin término medio.

Los colores que más han destacado en esta colección han sido el negro, el verde militar y sobre todo, el rojo. En los vestidos y trajes de noche el diseñador ha optado por este último, dando lugar a una colección muy marcial pero a la vez, atractiva.

También han jugado un papel fundamental en la colección los accesorios que han dado lugar a combinaciones muy interesantes entre los vestidos y los complementos. Así, destacan los bolsos de mano pequeños y los guantes de piel en tonos oscuros. Y también, pequeños sombreros a modos de tocado sólo aptos para las más atrevidas.

La colección presentada por Jason Wu está inspirada, según cuentan, en un viaje que realizó hace unos años a China. Esa experiencia quedó grabada en su mente y esta colección pretende ser un homenaje o un guiño a esa China milenaria y militar que tanto sobrecogió al diseñador.