Con música de Aldo Linares, Jesús del Pozo ha inaugurado la nueva edición de la pasarela Cibeles Madrid Fashion Week, con su colección de otoño-invierno para la próxima temporada 2011-2012.

A diferencia de otras, en las que Jesús del Pozo nos tenía acostumbrado a unas gamas de colores caracterizadas por matices cromáticos insospechados, a su juego de volúmenes y tejidos que parecían sacados de un sueño, en esta colección ha optado por la sobriedad en los colores (sobre todo, verdes oscuros, negros y grises) y las líneas rectas. Podríamos hablar de una tendencia a la verticalidad, con faldas por debajo de la rodilla, ausencia de evasé, con rajas que casi llegaban al inicio de la pierna. En definitiva, figuras muy estilizadas, quizás demasiado, austeras, matizadas por ciertas concesiones a los encajes, los cinturones con piezas doradas y los detalles dorados y plateados sobre algunas prendas.

Lo mejor: los abrigos larguísimos, de cierta inspiración tibetana (o por lo menos, lo que a mí me parece)

Imagen: Image.net

Comments are closed.