Cierto es que el maquillaje excesivo y muy cargado esta un poco fuera de onda esta temporada en la que estamos viendo tonos suaves y una clara inclinación hacia un look fresco y natural. Pese a ello, los ojos ahumados siguen siendo una alternativa para dar un salto fuera de la rutina y arriesgarse con una estética agresiva y rebelde como la de Taylor Momsen.

Este tipo de maquillaje es únicamente apto para la noche ya que  a la luz del día resulta excesivo e incluso vulgar.

Si te gusta pintarte los ojos muy cargados espera a que de la media noche y antes confórmate con una linea de eye-liner y mucha máscara de pestañas.

Pero si una noche quieres sacar tu lado más punk, ahí van los trucos:

Utiliza una base de maquillaje color porcelana, del tono más parecido a tu tono de piel cuanto más translucido y natural quede, mejor. Aplica un poco de base sobre los labios de modo que queden matizados y aplica encima un poco de gloss.

Hecho esto vamos con los ojos: El primer punto es trazar una línea muy fina con eye-lyner por el borde de las pestañas superiores, desde del lagrimal hasta el final del ojo, alargando medio cm la caída de este.

A continuación aplica una sombra gris en el párpado móvil y extiéndela hacia la cuenca del ojo en dirección hacia la curva de la ceja. Una vez tengas definida la forma aplica una sobra gris oscura o negra desde el lagrimal hacia el final del ojo cubriendo todo el párpado móvil.

Con un pincel de punta plana difumina el negro hasta mezclarlo con el gris y cuando tengas el efecto que quieres, más o menos difuminado según como lo prefieras vuelve a aplicar eye liner repasando la forma alargada del ojo.

Ahora coge un lápiz de kohol negro de punta blanda y dibuja una raya lo más fína posible en la línea inferior de las pestañas, por debajo de éstas. Pasa varias veces si es necesario con el lápiz lo más cercano a las pestañas que puedas, una vez lo tengas coge un aplicador de sombra de punta de esponja y difumina la raya lo máximo posible hasta que sólo quede un halo. A continuación marca la raya por dentro del ojo.

El último paso es aplicar una máscara de pestañas negra con efecto espesor que además alargue las pestañas. Empieza por las pestañas superiores y marcalas tanto desde arriba como desde abajo, luego pasa a las inferiores que maquillarás solamente por arriba. Espera medio minuto y da otra pasada de rimel.

Completa con una pasada de brocha ancha de colorete en un tono melocotón suave.

Bajo la luz de casa te verás muy cargada, es un estilo muy particular pero lo cierto es que para ocasiones puntuales sienta muy bien, y es un cambio de registro bastante espectacular. Imprescindible un look en negro y las uñas pintadas.

Fuente y foto: Europa Press