John Galliano al parecer, aprovechó  todas las instancias generadas en aquellas películas mudas de Charlie Chaplin para sacar sus ideas primaverales y veraniegas para el 2011.

Las risas no paran cuando recordamos algo de esas películas, como Charlot Noctámbulo, que refleja los malos ratos de un borracho que intenta llegar a su habitación a dormir, pero tropieza con la alfombra, pierde sus llaves y finalmente cae por las escaleras…

La influencia Chaplinesca se ve muy marcada en las prendas de Galliano para el próximo año, y también lo son la cultura obrera que reinó durante la era de la Revolución Industrial. De ahí vienen esos pantalones anchos, con suspensores, vueltas, chaquetas militares y colores monocromáticos.

Esta inspiración retro y oposicionista a la modernidad a mi modo de ver, no me agrada del todo, y de hecho, si fuera hombre, no la usaría ni por nada del mundo, y estimo que debiera dejarse esta colección para una gama de clientes de bajo presupuesto, de modo que se masifique la marca.

Cuando Galliano proponga algo a las mujeres, espero que sea algo hermoso, y no algo como esto, que nos haga ver como un payaso a pito de nada.

Fotos: blocdemoda

Comments are closed.