El desfile de Juan Duyos en la Pasarela Cibeles Madrid Fashion Week me ha trasladado a esas películas de los años 50 y 60 que merecían la pena verlas, aunque sólo fuera por disfrutar de los modelazos de la diva de turno. Y es que el diseñador ha decidido volver a esos años y plagar su colección de reminiscencias de esa época, con un inicio en blanco, rojo y negro que me ha recordado a la moda opar, con turbantes y con Jeanette cantando en directo “Por qué te vas” y “Frente a frente”.

Yo lo definiría como el glamour de la sencillez, porque en ningún momento ha pecado de excesivo, apostando por colores como el blanco roto, el rosa palo, el rojo o el verde bosque, pero sobre todo por unos tejidos que por sí solos daban calidad a la prenda: guipur de lana, mohair grueso, muselina de seda, raso de organza… Unas telas con una caída excepcional que generaban una vaporosidad en las prendas que parecían volar.

Probablemente no sea tan espectacular como el de Verino, pero da gusto ver la evolución de Duyos porque yo me temía lo peor cuando vi sus primeras colecciones, pues llegó a rozar la mamarrachada en algunas de ellas. Pero no: ya tiene un sitio en la moda española y es por algo de calidad.

Lo mejor: el abrigo de mohair en color blanco roto y el traje de chaqueta tipo batín y pantalón en raso blanco.

Fuente: Image.net