La reina de las pasarelas, imagen de Rimmel London y Dior confiesa que prefiere su cara fresca y “natural” cuando no tiene que trabajar.

Pese a que la modelo admite que nunca sale de casa sin rizarse las pestañas y un toquecito de eyeliner. Como la mayoría de las celebrities cuando no está en un escenario o sobre una pasarela Kate apuesta por un look más sencillo y menos elaborado.

Según explica nunca descuida sus ojos ni sus uñas.

“Me rizo las pestañas cada día. Mi mejor truco es no rizarlas después de haberme echado máscara porque sino, las pestañas se vuelven más frágiles. Además, siempre llevo eyeliner, me encanta cambiar de look, así puedo pasar de un estilo discreto a uno mucho más elaborado como el smoky”.

“No puedo soportar que mis uñas parezcan un desastre. Siempre llevo una lima en mi bolso por lo que pueda pasar”.

Fuente y foto: Europa Press

Comments are closed.