Una de nuestras diseñadoras más internacionales, Amaya Arzuaga, presentó ayer su colección para la temporada otoño-invierno 2011-2012, marcada por el negro e inspirada en las formas y en los materiales. Como siempre, la verdad: Arzuaga, el negro y la geometría son un trinomio indisoluble. Y un poco cansino.

Nunca me sorprende y no me importa tanto ya el color como sus líneas: tanta línea recta, la escuetez de las faldas, las asimetrías… Si a esos tres factores le sumas las rayas horizontales, los pliegues desproporcionados a la altura de la cadera y unas minifaldas que sonrojarían a Mary Quant, yo me acabo preguntando quién se podría acabar poniendo esa ropa que acaba acentuando tus peores atributos, tanto si los tienes como si no.

A veces pienso si a Amaya Arzuaga le inspira el estilo rockero pero el rock no es frío, como su ropa.

Lo mejor: las prendas de cuero.

Fuente: Image.net