La noche llega cargada de glamour y para que ninguna mujer se quede sin su vestido, Hannibal Laguna nos presenta una increíble colección para esos momentos tan destacados. La década de los 50 se deja ver en los diseños e incluso el uso del maquillaje.

Las sedas, gasas vaporosas, rasos… todo perfectamente combinado para dar prendas únicas. En cuanto a los colores podríamos reducirlo a rojos escarlata y negros esmalte, aunque el rosa flamenco también gana protagonismo en algunos de los vestidos.

Poco es lo que se puede decir de esta gran apuesta del diseñador de origen venezolano, por mostrar a una mujer femenina, delicada, sensual y bella. Sigue leyendo y disfruta de este bello desfile observando las fotos del mismo.