Parece que la elegancia es el punto de inflexión de muchos diseñadores y Torreta no desperdicia esta oportunidad para mostrar una colección muy elegante. Aunque quiera definirla como prendas para un uso habitual, queda claro que los vestidos estilo coktail son para otro momento del día.

De nuevo nos encontramos ante una colección en la que su escala cromática se reduce al uso de negros, rojos coral, khakis, arenas y azul marino, sin duda colores clásicos que se mantienen en el tiempo, que adornan prendas con inspiración de los 70, look minimal de los 90, vestidos ajustados y zapatos con lazos perfectamente atados al tobillos (uno de los complementos más repetidos durante la Cibeles).

Tras el salto podrás disfrutar de la pasarela al completo de Roberto Torretas.