La colección  de Max Mara para la próxima temporada primavera verano 2012 viene en líneas sencillas y limpias.

Dos colores protagonistas el camel y el turquesa en total look o combinados entre sí con crudo y negro.

Ligeros toques dorados en gabardinas ligeras y vestidos. Prendas ligeras y urbanas para una mujer trabajadora.

Las líneas rectas y los modelos muy discretos en la línea siempre elegante de Max Mara.

En los pies sandalias de esparto forradas en tela de satén dorado.

Los complementos en cuero, bolsos tipo saco y bandoleras de los mismos tonos de la ropa: crudo, camel, turquesa y negro.

Fuente y fotos: ELLE