El abaratamiento de las tecnologías de impresión, unido a la desbordante creatividad de un número cada vez mayor de diseñadores, ha logrado hacer de las camisetas personalizadas una tendencia que no pasa de moda. Un cumpleaños sorpresa, una despedida de soltero, un recuerdo del viaje de tus sueños… para cualquier situación que se te ocurra hay camisetas personalizadas  esperándote en algún sitio.

Ahora bien… ¿estás seguro de que sabes todo lo que hace falta saber sobre ellas? Si te interesa meterte a fondo en ese universo de las camisetas personalizadas, sigue leyendo y te ponemos al día.

Camisetas personalizadas como forma de vida

Empecemos por lo más básico: ¿cuál es el secreto de su éxito? Es decir: ¿por qué algo tan simple en apariencia como es una camiseta personalizada es una prenda que cada vez tiene mayor presencia en nuestro armario? Pues porque, en realidad, no son nada simples, sino que son prácticamente las únicas piezas de ropa que reflejan al 100% la personalidad de sus dueños.

Una camiseta personalizada, literalmente, dice de nosotros lo que nosotros queremos decir. Lanzan un mensaje claro al resto del mundo, un mensaje que compartimos por entero, y no un mero lema vacío al que adherirse por inercia. ¿Las bufandas o los calcetines pueden jugar en esa liga? Está claro que no.

Además, a todo el mundo le queda bien una camiseta personalizada. Es ropa cómoda que se adapta a la perfección a cualquier tipo de outfit. Sea cual sea tu estilo, seguro que en algún momento puedes combinar tus vaqueros favoritos o tu falda ochentera con esa camiseta que te hiciste para celebrar que por fin aprobaste el carnet de conducir. ¿No estás de acuerdo?

Hace apenas unos años era toda una odisea conseguir una camiseta de un grupo que nos gustara o con un diseño que se saliera de la norma. Hacía falta encargarla en una tienda especializada y traerla de importación, con el consiguiente resentimiento de cartera que venía justo después. Por suerte, hoy en día las cosas han dado un giro de 180 grados.

Ahora, en apenas 24 horas, podemos tener una camiseta del color, la talla y el material que nos apetezca, con la impresión más estrambótica y enrevesada que se nos ocurra, por solo unos euros. Lo que se dice un auténtico salto cualitativo.

¿Cómo se hacen las camisetas personalizadas?

Existen multitud de procedimientos actualmente para crear camisetas personalizadas.

  • Probablemente, la serigrafía textil sea la más conocida y también una de las más duraderas, así como la que admite una mayor variedad de tintas y colores.
  • El transfer mediante emulsión fotosensible es una de las técnicas más baratas, ideal sobre todo para logotipos y marcas.
  • Si lo que buscas es imprimir diseños sencillos de forma rápida, como números o formas simples, quizá lo más conveniente sea recurrir al vinilo.
  • También tienes a tu disposición la impresión ecológica, la sublimación textil e incluso el glamuroso Rhinestone, si quieres que tu camiseta personalizada brille como ninguna.
  • El bordado que se trata de una técnica muy elegante para la personalización de camisetas, siendo más habitual en polos. Para su uso, es importante que cuente con un buen gramaje.