Los más connotados diseñadores del mundo, se han puesto de acuerdo en varios temas para este invierno 2010: los diseños de animales y florales. Hasta el 2011 esta tendencia de diseños animales y contemporáneos seguirá fuerte, sumado a la tendencia sesentera y setentera.

Jean Paul Gaultier juega con las sedas y los colores brillantes, mezclados con turbantes eclécticos que dan un aire especial a las que se atrevan a llevarlo. Yo lo encuentro algo redundante en su propuesta, pero vaya a saber yo lo que es andar recargado…

Los vestidos cortos, con flores y mangas globo fueron un comodín para Erdem. Vestidos de este tipo hay que llevarlos con medias gruesas y botas a medio tobillo, porque de verlo así solo ya me da frío.

Balmain es otro que impone estilo con sus abrigos aleopardado y pantalones brillantes como el oro. Sus diseños no los encuentro novedosos, sin embargo, de que lucen modernos, si, funcionan como algo moderno.

Hay diseñadores que ni vale la pena mencionar, por su extremo mal gusto y tesón por mostrar combinaciones absurdas, como los cuadrillés mezclados con otros cuadros, o los diseños de flores mezclados con cuadros…cosas que ni juntan ni pegan, pero que se lanzan al mercado con el único interés de llamar la atención, y no faltan las que adoptan las malas modas…

Vía: fashionmagazine