Tal vez por ser el ultimo, me ha costado más entender el desfile de Lemoniez, natural de San Sebastián y con una idea muy particular
de la próxima temporada primavera-verano 2011. Los colores naranjas y los verdes chirriaban un poco en los ojos, atrevida conjugación, que a mi parecer no merece la pena.

Tras esos colores y diseños, debemos destacar vestidos retro en tonos azul intenso, rosados, blancos y verdes pistacho colores muy alegres que contrastan con el aire clásico y serio de la colección.

Sin pena ni gloria os dejo la correspondiente galería de Lemoniez.