Por primera vez en la historia Mango cambia de logotipo, y lo hace debido a la evolución, una evolución que no solo ha sufrido la marca, sino al tiempo sus clientes, que han madurado junto a Mango por todos estos años.

Y como cabía esperar, el cambio de logo de Mango ha sido toda una puesta de largo de la marca, que los estrenó en nada menos que el centro Pompidou de Paris, en el que presentó su próxima colección otoño-invierno.

El cambio, no ha sido del todo radical, ya que se han respetado los principios básicos del anterior, pero ahora las letras son más finas, lo que implica una myor sencillez. Pero evidentemente, el cambio del logotipo, no se queda en la imagen, sino que irá más allá. Puesto que ese es solo el primer paso por adaptarse al que es el público objetivo, lo que vendrá seguido de cambios en las colecciones, en la comunicación corporativa y en el diseño de las tiendas.

El cambio de Mango se une, al realizado en marzo, con el que se incorporaron nuevos conceptos en las tiendas, y viene a poner sobre la mesa lo que es un hecho, que la evolución, en el ámbito de la moda, es necesaria para no quedarse atrás.

Más info | Moda es