Ya anteriormente os he ido anticipando que parecía que el rojo pensaba imponerse esta temporada en todas sus versiones, desde las más recatadas a las más estridentes.

A medida que pasan los días sin embargo esta tendencia se está empezando a imponer de un modo tan vertiginoso en las calles y en el mundo del cine que los gurús de la alta peluquería empiezan a hablar de que el rojo es el nuevo rubio.

Parece que este verano se acabó la hegemonía de las mechas californianas y los tonos chocolate y lo que va a hacer furor es lucir una melena rojo pasión que puede pasar de todo menos inadvertida.

A la vista está el ejemplo, las últimas celebrities que han sucumbido a la furia roja han sido Drew Barrymore y Blake Lively que le han dicho adiós temporalmente a sus rubias melenas para optar por un tono rojizo que les favorece muchisimo.

La más aventurera sin embargo sigue siendo Rihanna, que fue la pionera en desmarcarse con un rojo intenso al más puro estilo Jessica Rabbit que  le queda absolutamente impactante.

Fuente y foto: Europa Press