La moda americana, especialmente aquella directamente influyente sobre el mundillo de Hollywood, puede sentirse satisfecha tras la unión estratégica que han realizado dos importantes marcas del país: Stila y Marchesa.

Pero si te preguntas que tienen que ver una firma dedicada al maquillaje como lo es Stila, con una casa de moda reconocida a nivel internacional por vestir a varias personalidades de la gran pantalla como lo es Marchesa, la respuesta está en el complemento que se genera entre ambos rubros para enaltecer la belleza de la mujer americana. Eso, además de las ansias de Stila por trascender el campo de la cosmética y ubicarse como un referente de la moda, lo cual no resulta fácil teniendo en cuenta la variedad de firmas y productos que existen en el mercado.

Por ello debe reconocerse que seleccionar el emprendimiento de las diseñadoras Keren Craig y Georgina Chapman a sido un golpe estratégico, pues esta joven casa no solo presenta colecciones frescas y con muchos toques vintage y de estilos asiáticos que sencillamente fascinan, sino que ya ha sabido vincularse con altos exponentes de la moda, como Christian Louboutin, que han permitido elevar su prestigio hasta las nubes.

En este caso, Marchesa ha recibido el encargo de crear una colección expresamente para Stila pero con una exclusiva paleta de colores que exprese la esencia de la firma cosmética, obteniéndose como resultado una paleta atrevida pero elegante, con tonos que van desde el rojo pasión hasta los tonos carnales, incluyendo el mate y exquisitos rosados, los cuales ya han sido absorbidos por Stila en su colección Essentials, y en la cual serán presentados como una completa línea de make-up.

Por lo visto, de ahora en adelante será cada vez más común apreciar hermosas mujeres sobre la alfombra roja con indumentarias a tono (literalmente) con su maquillaje. Lo cual no deja de ser una suerte, y una excelente guía para aquellas que no logran complementar el make-up con la vestimenta.