La Semana de la Moda en Milán mostró todo lo que se vendrá para el próximo verano 2010. Entre las prendas más destacadas encontramos encajes, injertos, vuelos, telas transparentes, diáfanos vestidos largos y corsés.

1

Las primeras filas del desfile se encontraban repletas con  los editores y compradores, quienes estaban preocupados de cómo traducir esta mirada a al mundo real. ¿Creen que en seis meses más estén dispuestas a llevar para un almuerzo una blusa y short de encaje?.

2

Yasmin Sewell, consultor creativo para la Libertad, dice que las transparencias van y vienen. “Yo nunca he sentido que es algo que se haya podido vender antes. Pero esta vez se siente bastante comercial, e interesante el asunto, como lo es mostrar un brazo o hombro transparente, lo cual es sexy y es fácil de lograr”. Hace una pausa y dice “Creo que va a funcionar”.

Las colecciones fueron desde Prada a Versace, y por el tiempo, para la próxima primavera verano, las colecciones que se verán en las tiendas, no llevaran forro para hacerlas más comerciales. Se espera que haya recortes, mucha malla, encaje y transparencias, por lo que no será una temporada apta para los tímidos.

4

9

Prada, luego de presentar lo que fue para otoño invierno, con trajes de falda encima de la rodilla, botas, y abrigos, cambio completamente de dirección. Miuccia Prada dijo que destaca su “pasión por la ropa interior”, por lo que mostro mucho algodón blanco, vestidos traslucidos, y incluso zapatos y bolsas trasparentes. Las modelos desfilaron vestidos hechos de redes que parecían hechos de red de pescadores.

5

Donatella Versace se mantuvo leal a su ADN de marca mostrando vestidos muy cotos, en colores ácidos, brillantes y vestidos largos. Frida Giannini, de Gucci, actualizó el pequeño vestidito negro añadiéndole cortes en los brazos, paneles de malla y arneses que parecían parte del equipo para practicar deporte extremo.

6

Los tejidos vaporosos fueron una respuesta evidente a la recesión económica, pero el hecho es que estos materiales son más costosos de producir que otro tipo de telas. Puede ser que con el escándalo de Berlusconi, la transparencia se haya vuelto un tema oportuno, o quién sabe. De todos modos, esta tendencia se presta para la fabricación casera. Todo lo que necesitas es ropa interior presentable, algunas camisetas rasgadas o sin botones, y muchos nervios de acero.

Vía: theguardian