Ya hablamos anteriormente de este modelito de Stella McCartney. Hizo furor la primera vez que lo lució Kate Winslet y pudimos comprobar en vivo y en directo como la actriz lucía unas curvas contorneadas y ópticamente más estrechas gracias al patrón del vestido y a la mezcla de colores.

Las piezas en negro de los laterales le quitan como por arte de magia 5 kilos a la cintura y las caderas y dependiendo del tono de la pieza superior podemos aumentar o disminuir el pecho como gustemos.

Este vestido se llama “Miracle dress” y su eficacia a la hora de hacer milagros está más que probada. De hecho han sido varias las celebrities que han seguido el ejemplo de Kate y se han hecho con uno, arriba vemos a una a una ajustadisima Liv Tyler  con un modelo en azul sin mangas que le sienta como un guante.

Otra que no se ha podido resistir es Penélope Cruz que ha innovado un poco más y lo ha escogido con una pieza de tercipelo azul marino en contraste con un azul más claro en el pecho. Pero sin duda el más espectacular es el segundo modelo escogido por Kate Winslet, que en vistas del éxito ha decidido repetir y se ha dejado ver con el mismo vestido en rojo sangre. A la vista está el resultado: espectacular.

Kate Winslet es una actriz espectacularmente guapa pero se sale de los cánones preestablecidos de Hollywood, no es delgada y tiene curvas, con todo y con eso es un ejemplo más de que no hace falta llevar una talla pequeña para estar igual de estupenda.

Otra que también se sale de la norma es Liv, es altísima pero su cuerpo está en consonancia con su altura, ambas son mamas y tienen una figura muy atractiva y natural.

Pero en lo que a nosotras  se refiere habrá que valorar comprarse uno de estos para uno de esos días en los que necesitamos hacer magia y quitar un poquito de aqui y de allá…

Fuente y fotos: Europa Press