Moda masculina de Yoko Ono inspirada en John Lennon

No es la primera vez que Yoko Ono realiza un proyecto basado en su difunto marido, el mítico John Lenon, por lo que no es raro que algunas mentes mal pensadas (como la mía) consideren todas estas propuestas como estrategias de marketing para ganar dinero, más que como un autentico acto de amor recordando a uno de los Beatles más emblemáticos. Pero sea como sea, la verdad es que Yoko Ono, luego de haber anunciado su colección inspirada en John Lennon, recientemente ha sorprendido al mundo de la moda con sus diseños en EEUU.

Moda masculina de Yoko Ono inspirada en John Lennon

Fashions for men 1969-2012, que así ha dado a llamarse esta colección, se trata de una propuesta basada en unos bocetos que Yoko regalara a su esposo en el mismo día de la boda, y que, según dijera la diseñadora, fueron basados en el sexy cuerpo del artista. Hasta aquí todo muy romántico, pero basta con ver un par de los diseños que componen Fashions for men 1969-2012 para quedarnos con la boca abierta, pues en ella pueden apreciarse desde unos diminutos top para hombres (iguales a los de las mujeres, solo que con un par de puntos de colores, y destinados para los hombres), el estampado de una mano en la entrepierna de los pantalones, transparencias en la zona de las nalgas, hombros y rodillas; diseños bicolores, y un gran uso del color rosado, que, junto al blanco y al negro, componen la base de la paleta de esta colección de moda masculina.

Moda masculina de Yoko Ono inspirada en John Lennon

Esta colección de ropa para hombre ha sido lanzada en conjunto con la firma Opening Ceremony, de la cual, alguno de sus dirigentes han opinado que se trata de unos diseños hermosos y que capturan la atención, impidiéndote apartar los ojos de los modelos. Y bien puede ser cierto ésto, aunque no estoy seguro si se deba al atractivo de los diseños, o solamente a su extravagancia.

Moda masculina de Yoko Ono inspirada en John Lennon

Personalmente nunca me pondría uno de estos modelos, pero el público tendrá la opinión final, y ya habrá tiempo de clasificar a esta colección de Yoko Ono como exitosa, o estrafalariamente patética.