El diseñador Nicolás Vaudelet ha presentado su original colección para este próximo otoño-invierno 2011/2012 a ritmo de música militar.

Esta temporada Vaudelet ha tomado la inspiración de los fastos y la bohemia belle epóque que marcó la Revolución Industrial y el positivismo transportándonos a otra época y reinventando los clásicos en clave moderna.

Ha rescatado lo mejor de cada estilo, hemos visto corsés, corpiños, pantalones tournure, mangas jamón, vestidos a la polonesa y el inolvidable polizón.

Mención especial a los cinturones de cuero de corsé, el eefcto sobre pantalones y vestidos era sencillamente espectacular.

También ha habido mucha presencia de pieles, en su mayoría cuero en todas sus versiones.

Ante el frío del invierno Vaudelet se aleja de los clásicos abrigos y propone volver a las capas, los kimonos y las batas mezcladas con prendas de corte militar. Sin duda, una combinación interesante o cuanto menos original.

La gama cromática se ha movido en la paleta de los verdes, azules prusianos, color zafiro y color tinta. Por otro lado, en la gama de los claros destacan los tonos marfil ,calabaza, tabaco, amapola y azabache.

Destacan especialmente los cuatro vestidos de noche del diseñador, largos y con una caida fluida y envolvente, arman la figura con un toque de otra época, dos de ellos con corte sirena y palabra de honor en contraste con otras dos creaciónes que combinaban transparencias y escote en V.

El broche final lo ha puesto un original y delicado vestido de novia en gasa y tul transparente con un velo larguísimo que partía de una tiara.

Fotos: Elle

Fuente: RTVE