Seguro que alguna vez te has enamorado de un vestido y no has sido capaz de quitártelo de la cabeza. Sabías que era perfecto para esa cita tan especial, o para aquella cena de gala o simplemente para añadirlo a tu armario y ponértelo cuando quisieras. Si has pasado por esto, amiga, no estás sola. Y es que a mi también me ha pasado eso de quedarme ojiplática durante un buen rato delante de un escaparate. ¡Es que realmente me imaginaba a mi misma con el vestido ya puesto! Luego recuerdo que soy pobre y vuelvo al mundo real. Aún así intento no privarme de este tipo de caprichos y tengo mis triquiñuelas para ello. En este artículo te doy unos consejos para poder hacerte con el vestido de tus sueños cuando no tengas presupuesto.

Vender ropa en portales de segunda mano

Sinceramente esto es a lo que más recurro. Y es que existen portales online que te permiten vender ropa de segunda mano, con los que podrás percibir algo de dinero. Si eres como yo y tienes el armario lleno de ropa que ya, ni fú ni fá, estarás matando dos pajaros de un tiro. Es decir, recibirás unos ingresos extra con los que poder comprar el vestido, y encima crearás un hueco súper valioso en tu armario.

Este tipo de portales web permiten pagar, y lo que es más importante, cobrar a través de la misma plataforma. Por lo que no tienes que preocuparte por posible estafas y pagos no recibidos. En el caso de que haya algún error, repito que en la mayoría de los casos, la plataforma es la que se hace cargo.

También te puede interesar:
Versace y H&M nueva colección en conjunto para enero

Así que, ve a tu armario, descarta aquello que no te vas a poner jamás, échale unas cuantas fotos y súbelo a este tipo de portales. Ya verás como en pocos días alguien te contactará para comprar.

Préstamo online

Otra forma de recibir dinero de manera sencilla es a través de prestamos rapidos online. ¿Qué es eso? Basicamente son préstamos que se pueden solicitar de forma online de manera 100% fiable. Lo mejor de todo es que no te piden aval y podrás tener tu dinero en un abrir y cerrar de ojos ya que la mayoría de estos servicios suelen dar respuestas inmediatas. Para micropréstamos, como es el importe de un vestido, vienen genial. Y no solo eso, si no que podrás pagarlo en cómodos plazos. Además, la mayoría de plataformas dan el primer préstamos sin intereses, ni comisiones, así que, si no lo has hecho nunca, ¿a qué esperas?

Préstamo a amigos y familiares

Otra manera de conseguir algo de dinero para ese vestido es pidiéndoselo a amigos y familiares. Yo no soy muy partidaria de esta opción ya que no me gusta deber dinero a gente. Soy muy independiente. Pero si tu tienes la confianza necesaria como para pedir dinero para un vestido a tus personas más allegadas, ¡hazlo! El no ya lo tienes, así que nada puede salir mal.

Esperar a una oferta

Por último y lo mejor es estos casos es no dejarnos llevar por el ansia, o como se dice ahora, el hype. En el mundo de la moda hay muchos periodos en los que se llevan a cabo suculentos descuentos. Como por ejemplo, las rebajas de principios de año, las de verano, el ya clásico Black Friday y si compras en Internet, en muchos portales lanzan cupones cada cierto tiempo con los que ahorrarte unos euros. Todo es cuestión de saber esperar. Aunque si eres como yo, seguramente ya estés aplicando alguno de los tres consejos anteriores…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here