pandemia
pixabay.com

Todos sabemos que con el paso del tiempo y con las nuevas generaciones, la forma de vestir cambia y nadie lo puede detener, pero, ¿qué pasa con la pandemia que estamos viviendo? ¿También cambiará nuestra forma de vestir?

Está claro que la Covid-19 ha cambiado por completo nuestras vidas… pero la pandemia también tendrá un efecto duradero con la moda a la que estamos acostumbrados. Sí, has pensado rápido, las mascarillas son lo primero que te han venido a la cabeza, y con razón.

Las mascarillas se han vuelto una parte habitual y necesaria de nuestro atuendo. De hecho, existen mascarillas para todos los gustos. Y aunque en realidad, lo que importa es que sean eficaces más que bonitas, no puedes salir a la calle sin ellas, ¡esto es un hecho!

mascarilla pandemia
pixabay.com

La historia nos lo cuenta

Incluso una vez que la pandemia (finalmente) llegue a su fin, los efectos que tendrá en el mundo y en la industria de la moda seguramente perdurarán. Los grandes acontecimientos históricos siempre han cambiado la forma de vestir de las personas.

La pandemia de gripe de 1918, la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial afectaron la moda, tanto durante el evento como en los años siguientes. Pero, ¿sería tan malo un cambio en la industria de la moda actual? Así dejaríamos de gastar dinero en cosas recicladas o en modas rápidas.

Las tendencias de la moda se ralentizarán

Millones de personas han sido despedidas durante el último año debido a que la pandemia ralentizó algunas industrias y detuvo otras por completo. Esto significa que millones de consumidores tienen menos ingresos disponibles, lo que ya ha afectado sus hábitos de compra. La gente se centra en piezas de inversión que estarán de moda durante más de un par de meses.

Esto no es muy diferente a lo que sucedió durante la Gran Depresión y la década de 1930. Gastar dinero durante este tiempo pasó a un segundo plano, ya que la gente estaba demasiado ocupada concentrándose en asegurarse de que sus necesidades básicas fueran cubiertas financieramente.

people 2563491 1920
pixabay.com

Los consumidores ya estaban comenzando a alejarse de la moda rápida incluso antes de que llegara la pandemia. Ha habido un cambio notable en la industria a medida que los compradores prestan más atención a su ropa y a quién la fabrica. Los clientes están cambiando la forma en que ven su armario e invirtiendo dinero en ropa que sea sostenible y de mayor duración.

Buscaremos comodidad en la pandemia

Nadie quiere ponerse un par de pantalones incómodos o una blusa restrictiva cuando trabaja desde su dormitorio. Esto significa que, en un futuro indeterminado, la gente seguirá relajándose con chándales, camisetas holgadas y cómodos jerséis.

Llegará un momento en que la ropa de calle de las personas les recordará la pandemia, por lo que estarán clamando por piezas más empoderadas. Mientras tanto, disfruta de ese cómodo conjunto de ropa holgada que estás usando durante toda la semana.

El lujo ostentoso desaparecerá

Durante el apogeo de la Gran Depresión, las damas de sociedad optaron por usar los vestidos y las joyas del año pasado, lo que anteriormente hubiera sido impensable. A pesar de que estas mujeres ricas aún no habían sentido la presión financiera, aceptaron que los nuevos atuendos opulentos serían de mal gusto, por lo que intentaron vestirse de manera más sencilla.

De manera similar a cuando golpeó la recesión de 2008, el exceso de ropa se detuvo y luego regresó lentamente en los años siguientes, cuando la gente incorporó lentejuelas, mangas abullonadas, joyas exageradas y plumas en sus atuendos cotidianos.

mascarillas en pandemia
pixabay.com

Cuando avanza rápidamente hasta 2021, las celebridades se han enfrentado a reacciones violentas cuando se quejaron de gastar encerradas en sus lujosas mansiones o hicieron alarde de su ridícula riqueza. Kim Kardashian, por ejemplo, fue criticada cuando se llevó a su familia y amigos a una isla privada para su cumpleaños, haciendo alarde de su riqueza excesiva durante el pico de la pandemia.

Este tipo de reacción social podría significar que veremos cambiar nuestra relación en torno a la riqueza y el estatus a medida que tantas personas continúan luchando. Ya estamos viendo un cambio hacia la moda minimalista en las redes sociales.

Las mascarillas se convertirán en un básico de moda

Casi no hace falta decir que las mascarillas se han convertido en una prenda integral de moda desde el inicio de la pandemia y muy probablemente será la prenda que defina a esta generación.

Ha habido varias pandemias diferentes a lo largo de las épocas y cada una ha afectado al cuerpo humano de manera diferente, lo que, a su vez, ha cambiado drásticamente la moda. Hacia el final de la era victoriana, cuando la tuberculosis estaba muy extendida, los médicos desalentaban a las mujeres de usar faldas largas porque se pensaba que arrastraban gérmenes.

También pensaban que los corsés exacerbaban la tuberculosis al limitar el movimiento de los pulmones y la circulación de la sangre. Dicho esto, habrá un aumento en la industria de las ‘máscaras de moda’, que ya estamos viendo.