Alberta Ferreti ha conseguido infundir con su filosofía a la marca Philosophy, con las mezclas de diseños duros y blandos en su colección principal.

Para la línea más joven, o al menos, la más coqueta, incluía vestidos con gasa y unas faldas de seda, mientras que por debajo de los vestidos, algunas barras de género le daban a cada uno, un cuerpo excepcional. Un vestido que parecía muy recatado por ahí, llevaba por debajo, una tentadora arpillera de encaje, es decir, lo más inusitado e inesperado se aparece ante los ojos como un relámpago que rompe paradigmas y esquemas.

La gama de colores de la colección se inclina por los más oscuros, prácticamente todos negros, muy lejos de los estallidos de color a los que estamos acostumbrados en estos tiempos, sin embargo, el color no es nada grave porque los diseños y combinaciones de prendas, hacen que los conjuntos se vean especiales. Con Philosophy, lo rockero y lo rebelde se convierte en un atributo.

Vía