El desfile de Rochas para la semana de la moda parisina fue curioso, se trasladó atrás en el tiempo y abrió con una colección que nos evocaba a las mujeres de Hitchcock, elegantes damas con cintura de avispa y pañuelos estratégicamente colocados sobre sus cabezas.

Impecables los vestidos lady como este de la foto, el tejido tiene una cadencia y un corte elegante, sensual y clásico que lo convierten en un fondo de armario fundamental.

Rompían la estética unos zuecos de madera XXL que chocaban un poco con la calidad de los tejidos y la caída de los trajes.

Por otro lado los trajes de chaqueta también resultaban un poco simplones y sin gracia, anchos, sin forma, con chaquetas largas y faldas a la rodilla  en forma de tubo pero muy sueltas. Como el de la foto…una vez más los zapatos no eran muy  apropiados para la estética.

Los colores suaves: rosa pálido, azul cielo, crudos, blancos y mucho negro.

Os dejo una selección de fotos para que echéis un vistazo.

Fuente y fotos: ELLE