Las chicas más jóvenes siempre andan buscando qué ropa ponerse pensando siempre en cómo estar más cómodas antes que cómo estar más estéticamente femeninas.

Ya pasándose la barrera de los 30, nos comenzamos a preocupar de vestirnos mejor, haciendo énfasis en la elegancia, la estética y no tanto en la comodidad, lo que a veces nos termina de pasar la cuenta.

Encontré una ropa deportiva que bien podría usar una chica de 20 o de 30, dependiendo de la ocasión. Por ejemplo, la blusa de lamé con jeans, la encuentro perfecta para salir a la disco, a un bar o hasta para ir de compras y no es una prenda que sea apta sólo para las más jóvenes, es también apta para las más maduritas, siempre y cuando no tengan un sobrepeso notorio…

Los enteritos son apropiados para cualquier chica, y lo mejor de todo, es que sacan de apuro, porque se los pueden poner a cualquier hora, si es que las llaman a una reunión, y listo. En cambio cuando nos toca armar un conjunto, creo que es el momento en que más se sufre, y más tiempo se pierde. Los enteros nos evitan toda esa parafernalia y nos dejan bien vestidas.

Vía: dresses