La colección que Rouland Mouret nos trae para los próximos mese de frío viene marcada por líneas básicas y fluidas.

Un look muy urbano para una mujer moderna y trabajadora que tiene que combinar sofisticación y comodidad a partes iguales.

Han destacado especialmente las faldas con volumen y corte por debajo de la rodilla y los pantalones con volumen XXL. El diseñador no es el único que señala esta tendencia de patas anchísimas como otro clásico que parece que volverá con fuerza tras años de un dominio dictatorial de los pantalones pitillo.

Los abrigos se llevan largos y con cortes masculinos y los colores frios: negros, azules y grises se combinan con burdeos, algo de amarillo y tonos crudos.

Los cinturones estrechos y los talles de nuevo muy altos, definitivamente, vuelven las divas de los 50.

Fotos: Elle