Parece que ha llegado el momento de sacar a pasear los tesoros de familia y es que la moda de los últimos tiempos viene adornada por piedras preciosas, cuanto más antiguas mejor.

Son muchas las que  como Olivia Palermo, se atreven a ponerse una joya fastuosa combinada con una simple camisa blanca o un vestido básico para el día a día.

La clave está en la naturalidad con la que se use y la elegancia con la que se combine.

Así que, si por tu casa  hay alguna joya de este tipo; de esas que tu madre solo se pone en ocasiones súper especiales, pídesela prestada un día que te apetezca sentirte única.

Después de todo, están para lucirlas y no nos engañemos; ponerse una pieza de estas de estas al cuello te hará sentir una auténtica princesa ¡aunque vayas en vaqueros!.

¡Eso sí! huye de bisutería recargada y barata…es tremendamente vulgar.

Si te apetece un collar de este tipo pero no te puedes permitir un capricho de este tipo, date un paseo por las tiendas de Swarovski. Tienen  una bisutería fina realizada con cristal auténtico, hay auténticas maravillas.