El Spa es un establecimiento en el que se ofrecen tratamientos de salud y belleza donde, normalmente, el agua es el principal protagonista.

Pero además, no sólo se utiliza la terapia del agua como relajante o curativo, sino también otras modalidades como aromaterapia, masajes y técnicas que nos ayudan a renovar la energía interna, desintoxicarnos del estrés diario y también solucionar problemas de salud.

Cuando pensamos en un Spa o en un balneario, nuestra mente evoca imágenes de lugares paradisíacos, alejados de la ciudad, en zona de playa o de montaña, como elección de un periodo vacacional.

De hecho, cada vez son más las personas que buscan destinos turísticos donde haya la posibilidad de asistir a uno de estos centros, o bien hoteles y resorts que ya disponen de estos servicios en sus ofertas.

Pero cada vez están más de moda los denominados Spas urbanos, que como su propio nombre indica, se encuentran ubicados en la ciudad.

 Dada la creciente demanda de los tratamientos realizados en estos centros, se ha pensado en la posibilidad de ofrecerlos de una forma más cercana y cómoda.

Los spas o balnearios urbanos se incluyen cada vez de forma más habitual, en nuestras opciones para el tiempo libre y de ocio, como una actividad cotidiana de nuestra programación semanal.

Al estar ubicados en la urbe, hay mucha gente que aprovecha el descanso de la comida en una jornada partida para acercarse a un centro y realizarse un tratamiento de salud o de relajación.

En estos centros se presta especial atención al cuerpo, pero también a la mente y poder disponer de estos servicios con cierta asiduidad, nos ayuda a mantenernos en equilibrio y mejorar nuestra calidad de vida.

También se está convirtiendo en una práctica habitual, contratar un circuito o un programa para obsequiar a otra persona. Un regalo que siempre es acertado ya que al beneficiado, al poder acudir a un spa urbano y cercano a su residencia, le impide tener que gastarse un dinero extra en desplazamientos, estancias en hoteles u otros gastos que sí conlleva si el centro al que asistir se encuentra alejado de la ciudad.

Son muchas las grandes ciudades que ofrecen estos servicios, y que además, se adecuan a las necesidades de sus potenciales clientes, para poder satisfacer al mayor número de personas posible.

El objetivo principal es acercar lo máximo posible el placer de los baños termales, de los cuidados con el agua y otras terapias a un gran número de público que cada año va en aumento y donde los Spas y balnearios urbanos, se han convertido en una tónica habitual de nuestra sociedad.