Inauguramos diciembre; el mes de las fiestas, de las cenas y de más acontecimientos que requieren ir estupenda y como eso suele ir ligado siempre a un buen par de tacones, pues vamos a empezar a ver que candidatos tenemos para vestir nuestros pies las noches más mágicas de año.

Ya ha quedado más que claro que este año se va llevar el encaje en todas sus versiones, de los pies a la cabeza así que puestos a ir a la ultima, empezaremos por los pies.

Como siempre las cadenas low cost ya han sacado sus mejores piezas y para empezar yo me he decantado por estos stilettos de encaje y raso en tono maquillaje. Llevan el tacón de banana y  la puntera redondeada que les da un punto ligeramente retro.

Son de Stradivarius y el precio con puede ser mas asequible: 39,95€. Eso si prohibido combinarlo con nada que no sea beigue o negro.

¿Las ventajas de este zapato? A parte de ser precioso y perfecto para cualquier evento elegante, lleva dos cm de plataforma interna que ayudan a compensar los 10 cm de taconazo que tiene. Por otro lado la puntera redondeada también hace que el pie vaya mucho más cómodo que en una puntera afilada.

Aún así, las noches de fiesta son muy largas y pese a tener un tacón más cómodo que otros, te puede jugar una mala pasada. Nadie se quiere pasar la noche de fin de año en una silla así que ten en cuenta que una chica precavida tiene siempre un plan B: ¡Bailarinas!

¿Se te ocurre algo mas chic que terminar la noche sobre la versión plana de tus preciosos stilettos?

Cuestan 19,95€ y son monisimas. Perfectas para ponerte con LBD y con pitillos y además ahora que se ha vuelto a poner de moda salir en zapato plano son un salvavidas para noches seguir estando perfecta a ultima hora de la noche…o primera de la mañana.

Además no abultan nada, se pueden llevar en cualquier sitio, aunque mi consejo es siempre hay que tener unas en el maletero del coche. No nos engañemos, los tacones son preciosos, quedan perfectos, le dan personalidad a cualquier vestido…pero pasada cierta hora nadie te mira a los pies así que ¿para que estar incomoda?

Fuente y fotos: Stradivarius