Esta noche tendrá lugar el cierre de otra edición de la Semana de la Moda de Buenos Aires, dejando más claro que nunca que la megalópolis pretende convertirse en la capital fashion de Latinoamérica, por lo que Sao Paulo haría bien en sentirse preocupada por conservar tal  posición.

Presentando lo que serán las tendencias a utilizar durante la temporada primavera-verano 2012/2013, las pasarelas de la BAFWeek han vibrado con las nuevas colecciones de las principales marcas que se hacen sentir en el río dela Plata, y entre las que imperó la influencia de los estilos casuales y callejeros, dando lugar a diseños de estilo distendidos y simples.

Wanama, Chocolate, Vitamina, Uma, Levis o Juana de Arco han sido solo alguna de las firmas que han llenado de color las pasarelas de la Rural  y Paseo Alcorta, destinándose para el cierre de esta noche a la colección de Ona Saez como broche de oro de una semana de la moda con más de 35 presentaciones, donde las nuevas generaciones y talentos marcaron una firme presencia.

Entre las tendencias que permiten dilucidar estos exponentes de la moda argentina cabe mencionar la abundancia de shorts y vestidos ligeros como túnicas y soleras, mientras que las blusas y las faldas presentan un ligero toque sastre y atrevidas transparencias.

Por supuesto, los estampados continúan imparables, y se ha notado una fuerte presencia de pantalones amplios, lo cual es una suerte, porque, seamos sinceros, lo ajustado no queda bien a todo el mundo.

En cuanto a los colores, resulta difícil determinar una paleta precisa, ya que tanto se vieron tonos cremas y pasteles, como chillones amarillos y anaranjados, y por supuesto, los colores calidos y vistosos propios de la temporada primaveral.

Pero además de indumentaria y tendencias, la Semana de la Moda de Buenos Aires aglomeró un variado programa de seminarios y talleres destinados a los profesionales del sector, especialmente orientados al rubro de la comunicación, comercialización y producción de la moda.