La New York Fashion Week ya ha comenzado y sobre las pasarelas desfilan modelos que lucen las mejores colecciones de diseñadores de todo el mundo. Ayer fue el turno de Tommy Hilfiger, que mostró su nueva colección para hombre en el que predominaba el look militar. El diseñador escogió diseños muy urbanos y, aunque serios, tenían un toque desenfadado.

Los trajes imitaban los uniformes militares, aunque tenían pinceladas de moda rockera y elegante gracias a la combinación de distintas telas. La lana, piel y cuero en colores oscuros llenaron esta línea inspirada en la precisión del ejército. Las prendas combinaban una base oscura con tonos de rojo apagado, azul marino u oliva dando así un pequeño toque de color a la colección.

Las cremalleras, pantalones ajustados y los cuellos vueltos predominaron en su pasarela que sorprendió con detalles que no pasaron desapercibidos al público y los expertos. Por ejemplo, los parches de las chaquetas: en lugar de ir en el exterior, el diseñados los ha ubicado en la cara interior del brazo. También destacan los pequeños adornos de los puños de las chaquetas, imitando los galones de los uniformes militares.

En la colección pudieron verse toques únicos como el cinturón de hebilla en el cuello que lucía uno de los modelos, imitando así las gargantillas femeninas, pero esta vez, para hombres. Los guantes de piel y los grandes bolsos de mano tampoco faltaron en este desfile muy aplaudido por el mundo de la moda.

El equipo del diseñador, que cuida los detalles hasta el último extremo, también tuvo especial atención a la escenografía: el escenario, de ladrillo y en tonos oscuros, simulando la entrada de un cuartel militar, acogió un espectáculo que comenzó con el ritmo de los tambores.

¿Qué te ha parecido la nueva colección? ¿Te gusta especialmente alguna de las prendas?