Haider-Ackermann le puso el broche más transgresor y arriesgado a la París Fashion Week, hasta este momento habíamos visto transparencias en casi todos los desfiles.

Blogueros y periodistas ya lo confirmábamos como una de las tendencias más punteras de la próxima temporada, pero sin duda ha sido Ackermann el encargado de ponerle la corona a la tendencia con un desfile basado en las transparencias más descaradas que se habían visto hasta el momento en la semana de la moda de la capital francesa.

Vestidos de gasa que dejan al desvelaban al completo el torso desnudo de las modelos que desfilaron como etéreas figuras envuelta en gasa azul, negra y nude.

Faldas de vuelo a diferentes alturas combinadas con zapatos planos de corte masculino y con cordones.

Trajes de chaqueta con formas redondeadas, llamativas chaquetas de seda natural con mezcla de estampados.

Pantalones de pinzas en seda salvaje que también hemos visto en blazers y monos. Estampados de tartán y colores vivos, mucha mezcla de tejidos y materiales.

En definitiva un desfile muy ecléctico en el que se pueden destacar los equilibrios de volumen , las transparencias, los profundos escotes hasta la cintura y las faldas largas con mucha caída.

Os dejo las fotos:

Fuente y fotos: ELLE