Es cierto que existen cremas excelentes para conseguir un pelo brillante y sedoso sin necesidad de desgastarse en preparar una crema, sin embargo, nunca está demás aplicar una mascarilla casera para nutrir el cabello, considerando que los nutrientes naturales son por lejos mejores que los artificiales, ya que además de ser más asimilables, no contienen agentes químicos y por lo mismo, son ideales para las que son alérgicas.

Máscara de banana: La banana no sólo es útil como postre, sino también para nutrir los cabellos muy dañados y quebradizos. Todo lo que tienen que hacer es moler la banana y mezclarla con una cucharada de miel, la aplican sobre el cabello húmedo y dejan unos 20 minutos. Luego aclaran la mezcla y lavan el cabello con shampú.

Máscara de palta: La palta o aguacate es excelente también para el cabello muy seco y dañado.  Al igual que con la banana, muelen un aguacate maduro y le añaden unas dos cucharadas de yogurt, luego mezclan y aplican la máscara sobre el cabello húmedo, lo cubren con una toalla caliente y enjuagan bien con agua tibia.

Máscara de huevo: El huevo es como el ingrediente más tradicional y antiguo para mejorar la calidad del cabello. Con un huevo y mayonesa más aceite tienen una buena máscara nutritiva para el cabello muy reseco. Esta mezcla es ideal para protegerlo en verano.

Foto