Este año se llevan los looks desenfadados, bohemios e incluso un poco despeinados. Y en trenzas hay varias tendencias que se verán mucho este verano. Aunque al principio parezcan peinados sofisticados, verás como son muy sencillos de hacer. Son las trenzas de espiga y las de cordón, que unidas a las de cascada de las que ya te hablamos hace unos días, son unos looks muy favorecedores.

Pero este año, en vez de hacer looks muy ceñidos y trenzas apretadas, lo que se lleva son los peinados sueltos, con mechones rebeldes que parezca que se han escapado (aunque en realidad están ahí estratégicamente). Toma muy buena nota de los siguientes vídeos y hazte estos looks en tu pelo. ¡Estarás irresistible tanto en el día a día como en una gran fiesta!

Vamos a empezar por la trenza de cordón, un poquito más sencilla que la anterior. Para hacerla separas el pelo en dos mechones y los enrollas sobre sí mismos. Después, los vas girando enlazándolos, hasta que llegues a los cabos, donde tienes que poner una gomilla. Queda muy bien suelta o llevándola al otro extremo de la cabeza como si fuese una diadema. En este vídeo puedes ver cómo se hace.

La trenza de espiga parece un poco más elaborada, pero al final, una vez que coges el truco, sale muy rápido. El pelo se separa también en dos mechones y se van sacando unos más finos que se entrelazan en el centro. La operación se repite hasta llegar a la punta del pelo, donde se sujeta con una gomilla. Déjala un poco suelta para que te dé un efecto más bohemio. Seguro que te encanta.

Son unos peinados muy veraniegos que combinan muy bien con un vestido amplio o unas faldas maxi. ¡Apúntate a la moda de las trenzas!